Discurso

Intervención del Presidente de la CES en la Asamblea General 2018

Baldomero | 8 marzo, 2018

Fecha: 7 de marzo de 2018

Hora: 12,00 horas

Lugar: Club Empresarial Antares

 Salutación

 Cuando accedí a la presidencia de la CES, hace ahora seis años, lo hice con el firme convencimiento de que los empresarios teníamos que jugar un papel fundamental en aquellos momentos de crisis y abogando por la cultura del esfuerzo y el trabajo, como medio de conseguir nuestros objetivos y el éxito de nuestras empresas.

 También porque creo en la CES como una organización con fortaleza, para seguir liderando el movimiento empresarial sevillano. Somos una organización compacta, libre, contamos con más de 20.000 empresas grandes, medianas y pequeñas, representativas de todo el espectro empresarial de la provincia de Sevilla.

 Con ya más de  40 años de historia, hemos sido capaces de llegar hasta aquí, sin someternos a vaivenes o veleidades de ningún movimiento político.

 Como empresarios, tenemos la obligación de negociar con representantes de todos los colores políticos. Nuestros intereses los tenemos claros y, en todo momento, tenemos que ser capaces de defenderlos. Ésta es nuestra razón de ser.

 La solidez del movimiento empresarial sevillano debe venir marcado, sobre todo, por el compromiso de quienes estamos al frente de nuestras instituciones, ya que somos los principales responsables de diseñar las líneas estratégicas de futuro.

 EL PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE COMERCIO, NUEVO VICEPRESIDENTE DE LA CES

 Y es el motivo principal de que el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero, y yo mismo, hayamos decidido hacer efectivo ese planteamiento de colaboración y coordinación de esfuerzos con un Acuerdo, que ya ha sido una realidad en otros momentos de la historia de la CES, mediante el cual, ante futuras elecciones, el presidente de la Cámara de Comercio pasaría a ocupar la vicepresidencia primera de la Confederación de Empresarios de Sevilla, y el presidente de la CES sería vicepresidente primero de la Cámara.

Los empresarios de Sevilla se merecen contar con organizaciones que remen en el mismo sentido y sean capaces de apoyar, asesorar y defender nuestros intereses de manera coordinada con la mayor fortaleza posible.

Para ello, lo primero que vamos a hacer la Cámara y la CES, así lo hemos acordado los Presidentes, es desarrollar un estudio económico sobre el presente y el futuro de nuestros sectores más importantes y estratégicos de nuestra provincia y vamos a analizar los retos y oportunidades que tenemos. Finalizaremos con unas jornadas en las que se plasmarán las conclusiones más interesantes y serán la guía de referencia para nuestras actuaciones conjuntas en el futuro.

Y hago este preámbulo, con el firme convencimiento de que el empresariado sevillano está ahora más vivo que nunca y porque es fundamental seguir en el camino emprendido,  liderando un movimiento empresarial con una larga y dilatada trayectoria.

En estos años, hemos tenido la oportunidad de demostrar que en nuestras reivindicaciones no jugamos con la endogamia. Vamos más allá,  las reclamaciones de los empresarios van inexorablemente unidas, a los intereses generales de los ciudadanos.

Cuando hablamos de infraestructuras…, de crear un clima proclive a la inversión…, de los efectos negativos de la burocratización administrativa…, de creación de empleo…, de desigualdades entre provincias,… etc. son asuntos que afectan a todos y, muy especialmente, al desarrollo social y económico de la provincia de Sevilla.

SITUACIÓN ECONÓMICA

Los últimos datos apuntan que la economía mundial continúa a buen ritmo y el FMI y la Comisión Europea han revisado al alza sus previsiones de crecimiento. Mientras, los bancos centrales mantienen sin cambios sus políticas monetarias.

Por lo que respecta a la economía española, registró una leve desaceleración en el último trimestre de 2017 si bien, en el conjunto del año, el PIB creció un 3,1%. Las perspectivas para 2018, anticipan una desaceleración, aunque ésta podría ser menor de lo esperado y el PIB podría crecer en el entorno del 2,8%.

La buena marcha de las exportaciones y la significativa mejora de las expectativas en el inicio de 2018, apuntan a un trimestre muy positivo.

En cuanto a Andalucía y a la provincia de Sevilla, las previsiones económicas reflejan que nuestro ritmo de crecimiento será similar al resto del país, gracias al empuje del sector agrario, la industria y la demanda exterior. Es de justicia destacar que, según los últimos datos publicados, el PIB de Andalucía creció por encima de la media de la Unión Europea.

No obstante, y pese a esta recuperación, crear más y mejor empleo sigue siendo el principal reto de todos. Un desempleo que, en la provincia de Sevilla, alcanza una cifra preocupante de 204.879 personas, todas ellas con nombre y rostro, y que nos hace no desistir en nuestro intento de mejorar y creer en que la mejora económica, se traducirá inexcusablemente en creación de empleo.

En el terreno de las exportaciones, Sevilla batió su récord exportador con un crecimiento del 9,4% respecto al ejercicio anterior, por encima de la media nacional, y además es la provincia andaluza que más vende fuera de España, un 24,6% del total andaluz, lo que suponen 7.590 millones de euros.

Y quiero introducir en este apartado uno de los hechos más trascendentales ocurridos en 2017, y que se ha visto agravado en 2018, como es el castigo impuesto, por el Departamento de Comercio de los Estados Unidos, a la entrada en este país de la aceituna negra española y su repercusión, muy especialmente, en varias empresas  sevillanas.

 ACEITUNA DE MESA Y ARANCELES TRUMP

 El establecimiento de aranceles a este producto, es un duro golpe a la economía sevillana y muy peligroso el camino emprendido por la administración Trump, con una política proteccionista que está abarcando a otros sectores como el acero y que, esperemos, no se vea reflejada en otros productos del campo andaluz.

 Desde la CES, hemos mostrado nuestra total colaboración a los agricultores sevillanos y a las empresas afectadas que representan a un sector, muy profesionalizado y técnicamente muy avanzado, que lucha por mantener su presencia en unos mercados en los que llevan años demostrando su buen hacer y que son fundamentales en el ranking exportador de nuestra provincia.

 Por otra parte, las ventas en el exterior del sector aeronáutico suponen el 39,3 por ciento del total, de las exportaciones, mientras que el aceite de oliva representa el 18,2%, lo que nos indica cómo se ha abierto una gran vía en la salida de nuestros productos.

 IMPORTANCIA DE LA INDUSTRIA

 La importancia adquirida por nuestra industria y la repercusión de este sector en el empleo, especialmente cualificado y de alto nivel, viene a corroborar la apuesta de nuestra organización por hacernos más presentes en este terreno y apoyar acciones para su promoción.

 La propia constitución de nuestra Comisión de Industria y el esfuerzo que desplegaremos en los próximos meses, tienen como objetivo no sólo impulsar la internacionalización y arbitrar medidas que permitan una mayor cualificación de los profesionales, sino la organización de  acciones concretas que impulsen los certificados de profesionalidad y la formación dual como herramienta necesaria.

 Sevilla necesita esa transformación industrial que complemente el avance significativo registrado por el sector turístico y la reactivación que se viene produciendo en la actividad constructora e inmobiliaria.

 Nuestra provincia cuenta con bases sólidas y con ejemplos claros de empresas que demuestran que somos capaces de ser creativos y competitivos. Sin embargo, somos muy pocos y nuestro tejido productivo sigue siendo aún  pequeño y débil con respecto a otros países.

 Necesitamos fortalecer nuestra apuesta empresarial en aquellos sectores que han demostrado ser trascendentales para nuestra economía, reforzando su importancia en nuestro PIB.

 De ahí que sea fundamental contar con una provincia competitiva desde el punto de vista burocrático, fiscal y de facilitar la labor del empresario, como mejor medio de promover la inversión y consolidarnos como destino seguro y más atractivo para grandes proyectos.

 Es un planteamiento sobre el que deben reflexionar todos los partidos políticos y las administraciones con responsabilidades directas.

 QUÉ MODELO DE TURISMO QUEREMOS

 En el terreno turístico, 2018 va a ser el año de Sevilla y si hacemos las cosas bien, nos consolidaremos como destino turístico mundial de referencia.

 Ni autocomplacencia, ni crítica vacía de contenido. Estamos en un buen momento para reflexionar y definir qué tipo de turismo queremos, qué nos beneficia, hacía dónde debemos encaminar nuestros esfuerzos, ¿estamos preparados para reaccionar a tiempo?, son preguntas que debemos poner encima de la mesa administraciones y empresarios y trabajar conjuntamente sobre ellas.

 El modelo de gestión del turismo en Sevilla es una asignatura pendiente y todos debemos implicarnos para no “morir de éxito”.

 RESPONSABILIDAD POLÍTICA EN PRESUPUESTOS

 No quiero dejar de agradecer y reconocer la responsabilidad loable que han demostrado, este año, el equipo de gobierno municipal y dos de los partidos en la oposición, Partido Popular y Ciudadanos, para sacar adelante los Presupuestos de 2018.

 Como se ha dicho en distintos foros, Sevilla sale ganando desde todos los puntos de vista y es el camino a seguir en todos los ámbitos, un gesto muy aplaudido por todos.

 Gracias por negociar, negociar y negociar hasta el final. Saber ceder y asumir como propio el interés general, por encima de lo político, Sevilla y todos salimos ganando.

 Creo que mucho de esto falta en una ciudad como la nuestra.

  Siento realmente envidia de ciudades en las que van “todos a una”,  que no se cuestionan tanto los proyectos como se hace en Sevilla, que defienden sus potencialidades y se unen para promocionarlas, que son conscientes de que la suma de esfuerzos es el medio adecuado para exigir y que, en definitiva, han sabido venderse como lugares atractivos para el inversor.

Sevilla es una ciudad incomparable en muchos terrenos, pero no es menos cierto que adolecemos de grandes carencias que se han visto agravadas a los largo de los últimos veinticinco años por el propio complejo de capitalidad que nos ha arrastrado a ser la gran olvidada, tanto en los presupuestos generales de la comunidad, como en los del Estado.

EJECUCIÓN DEL PRESUPUESTO

Nos hemos conformado con muy poco, a pesar de las denuncias continuadas que los empresarios hemos venido haciendo. Ese propio conformismo nos ha hecho ilusionarnos con planes y proyectos que, pasado el tiempo, se han convertido en fallidos por tener consignación presupuestaria o porque esos fondos se han usado en otras áreas.

Algo así deben pensar los empresarios radicados en los parque empresariales de la ciudad, el Presupuesto Municipal recogía una partida de 1.200.000 euros para inversiones en el año 2017, la ejecución ha sido de 0 euros.

METRO

Porque lo positivo que tiene el acuerdo de construcción de la media línea 3 del metro de Sevilla, no debe hacernos olvidar que, primero, el acuerdo de las tres administraciones tiene que ser efectivo y consignar las partidas en sus respectivos presupuestos, segundo, ampliar ese acuerdo para la finalización de esa Línea según el proyecto y, tercero,  continuar hasta completar la red de metro.

Éste sí sería un planteamiento de futuro. Nuestra ciudad no puede permitirse más titubeos con el metro ni que Gobierno central, Junta de Andalucía y Ayuntamiento, sigan “mirándose de reojo” a ver cuál de ellas es la primera que da el paso adelante.

Queda muchísimo que hacer en temas de infraestructuras en nuestra provincia y la Confederación de Empresarios de Sevilla, junto a los sindicatos y con aportaciones de nuestra asociaciones empresariales locales,  presentaremos en las próximas semanas un detallado documento en el que se demuestra, una por una, todas las obras que necesitamos para converger con el resto del país.

LA MOVILIDAD Y LA SEGURIDAD EN SEVILLA. SEMANA SANTA

También, queremos hacer llegar al Ayuntamiento de Sevilla y, más concretamente, al área de Movilidad y Seguridad, datos sobre la actividad empresarial diaria en Sevilla, más concretamente la derivada de sectores como la distribución de mercancías, el comercio, la hostelería, el transporte de viajeros, etc. y de cómo cada vez es más difícil desarrollar un trabajo sin el que se paralizaría la vida de la ciudad.

La disposición al diálogo que hemos destacado en ocasiones por parte de esta Delegación, no puede solapar la gran trascendencia de algunas de las decisiones que se  están tomando, sobre el empresariado de estos sectores.

Y me estoy refiriendo a la necesidad de negociar sobre peatonalizaciones en zonas muy pobladas del centro de la ciudad, o el operativo desplegado en torno a la Semana Santa.

 Somos los primeros en defender a nuestros munícipes en la toma de decisiones que afectan a la seguridad en unos días tan señalados, somos conscientes de los cambios producidos en la sociedad a la hora de gestionar su tiempo de ocio, pero también es importante pensar que las empresas radicadas en el centro de Sevilla son las primeras sufridoras de unas medidas, en algunos casos extremas, y que, a pesar de todo, están colaborando, pese a las consecuencias negativas que les genera.

Hay que evitar las imágenes del año pasado en donde la venta ambulante se desplegó por todo el centro, justo en zonas de paso de cofradías en las que se habían cerrado bares.

Nunca vamos a amparar acciones fuera de las normas establecidas y, por supuesto, siempre lucharemos contra el incumplidor, pero el Ayuntamiento tiene que hacer valer también su autoridad y hacer frente de manera drástica a la venta ambulante y a la economía sumergida, por el tremendo daño que ocasiona a toda la sociedad.

No son exigencias empresariales, son casos derivados de experiencias diarias en una ciudad y en una provincia que, entre todos, tenemos que hacer mejor y más segura.

Y dentro de esas mejoras, incluimos las que, a nuestro juicio, son estratégicas. Desde las infraestructuras viarias, hasta las conexiones ferroviarias, las inversiones hidráulicas o compromiso presupuestario decidido con el puerto de Sevilla, etc.

CONEXIÓN SANTA JUSTA –AEROPUERTO

Unas necesidades de las que, en un principio,  podemos evidenciar lo obvio, como es la conexión ferroviaria directa de Santa Justa con el aeropuerto de Sevilla. Precisamente en una ciudad en la que el sector turístico se ha convertido en motor económico, con una gran capacidad de creación de empresas y de empleo, debe ser innegociable la ejecución de esa obra.

Cuando el ministro de Fomento habló el otro día de dar un paso más en las magníficas conexiones del aeropuerto de Barcelona y conectarlo, esta vez,   por AVE con el aeropuerto de Gerona, para contar con una cuarta pista, tardé tiempo en reaccionar y pensé cómo es tan difícil para nosotros exigir y defender nuestros intereses en proyectos como la mejora de nuestra red de cercanías o facilitar la llegada de viajeros desde San Pablo hasta Santa Justa o San Bernardo.

Si resulta inexplicable hablar de nuevo de unas obras que llevamos años incluyendo en este discurso de Asamblea, no quiero dejar de pasar por alto mostrar nuestra opinión sobre la tan publicitada ampliación del tranvía hasta Santa Justa.

Una obra de gran envergadura pero, en nuestra opinión, no prioritaria en estos momentos para Sevilla. Opinión que ya hicimos pública el 14 de junio de 2016, como acuerdo de nuestra Junta Directiva.

Como ya apuntamos en aquel momento, y recogen algunos medios de comunicación, ese recorrido está lo suficientemente cubierto ya por las líneas de trenes de cercanías C-1, C-4 y C-5 que ofrecen una más que amplia alternativa desde San Bernardo hasta Santa Justa con frecuencias semejantes a las del tranvía, mientras que en superficie Tussam tiene destinados a este recorrido varias líneas de autobuses, y además la línea 1 del metro cubre ya el trayecto San Bernardo-Eduardo Dato.

Nosotros consideramos que la ciudad adolece de otras infraestructuras mucho más necesarias, en las que el Ayuntamiento debe implicarse, no sólo presupuestariamente, sino con una política de negociación, exigencias y presión ante otras administraciones.

Obras mucho más necesarias para el desarrollo urbanístico de la ciudad, desde las ya reseñadas del aeropuerto y del metro, hasta la finalización de la SE-40 en el arco sur con los túneles bajo el río, la conexión de la SE-30 con la A-49- Nudo de La Pañoleta, intercambiadores de transporte en zonas clave de la ciudad, red de aparcamientos públicos, remodelación del enlace de la SE-20 y la A-4, mejoras en los accesos e infraestructuras de los polígonos industriales, etc.

Son obras, todas ellas, que los políticos mantienen en cartera en sucesivas campañas electorales y que los empresarios llevamos años demandando como necesarias para la expansión de la ciudad y para un desarrollo más acorde con la nueva configuración de Sevilla.

Una ciudad que sigue perdiendo habitantes. Que arrastra una depresión demográfica que dura ya siete años, frente a grandes capitales como Madrid, Barcelona o Zaragoza que han conseguido recuperar población el pasado año.

La incipiente recuperación del sector de la construcción y el inmobiliario, unido a grandes proyectos comerciales, no debe hacernos olvidar que contamos con los barrios más deprimidos de España. Que el mapa de la pobreza en la ciudad debe hacernos reflexionar sobre qué se está haciendo mal.

DEGRADACIÓN DE LOS PAJARITOS

Debemos cortar de raíz la degradación de la barriada de Los Pajaritos para que no se convierta en un gueto inaccesible como el existente en una parte del Polígono Sur. Los reportajes con los que la prensa nos ha hecho conocer la verdadera realidad del problema, demuestran los límites de una degradación en donde los clanes de la droga están haciéndose fuertes en esta zona.

El problema no debe ir a más y es fundamental el papel que, en este terreno, tiene que jugar y liderar el propio Ayuntamiento y, para ello, puede contar con la colaboración del empresariado, dispuesto a trabajar en un Plan de choque y reurbanización y recuperación de esta zona. A medida que pase el tiempo, más difícil será la solución. Ya tenemos experiencia.

Desde la Confederación de Empresarios de Sevilla nos negamos a instalarnos en la comodidad o en la autocompasión.

No se nos puede achacar inmovilismo o que no pasemos a la acción en muchos de los problemas planteados y en numerosos de los frentes que aún tenemos abiertos.

EL PUERTO Y LA ZONA FRANCA

Cuantos conformamos la Plataforma “Sevilla por su Río, la Industria y el Empleo”, organismo reconvertido tras el mazazo dado por la negativa de la administración a considerar el dragado del río como prioritario para la expansión del puerto y la recuperación de la vía del Guadalquivir, nos negamos a la inactividad y seguiremos luchando por un objetivo que consideramos elemental para nuestro futuro.

Sevilla necesita un puerto moderno, con capacidad para atraer barcos de mediano calado y valiente en la toma de decisiones estratégicas.

No podemos ser conformistas y aceptar que el futuro del puerto de Sevilla pase por convertirse simplemente en un polígono industrial. El río tiene que cumplir otra misión, servir de salida lógica y competitiva a quienes se instalan en esta zona industrial con la vista puesta en su expansión comercial, la mejora de su competitividad y porque son conscientes de las grandes posibilidades que se les abre con una vía navegable.

Nos jugamos mucho en este reto y no será porque no seamos conscientes de que otros puertos se están moviendo a mayor ritmo que el nuestro, que Majarabique puede convertirse en un problema para el puerto y  que la  Zona Franca de Sevilla parece que ha entrado en vía muerta.

Volvemos a insistir en la singularidad de nuestro puerto, como el único interior de España, y en que el Estado demuestre ese compromiso que adquirió con Sevilla.

No me cansaré de repetir que los poderes públicos tienen que estar al servicio de los ciudadanos, facilitar el trabajo de los empresarios, acometer de una vez por todas,  la reforma de la administración y acabar con la interminable burocracia, facilitar la actividad empresarial y la generación de empleo.

Los próximos meses serán muy interesantes en nuestro panorama económico y social. Confío en que la buena marcha de la economía se refleje en nuestra provincia y seamos capaces de dar todo lo que se espera de nosotros y de lo que exigimos a los demás.

Algo se ha movido en 2017 en determinados proyectos de la ciudad, lo que nos hace tener esperanzas de que en 2018 no tengamos que volver a los manidos temas de siempre. Confiemos en ello.

Y quiero terminar mi intervención con las palabras pronunciadas recientemente por el presidente de la CEA en una entrevista, “Los empresarios no somos benefactores sociales, pero el empresario crea trabajo y bienestar”. Es la mejor forma de construir una sociedad más justa y mejor.

Muchas gracias

Confederación de Empresarios de Sevilla (CES)
C/ Granada, 3,
41001 - Sevilla

Telfs.: 95 499 11 00   |   Fax: 95 499 11 02
E-mail: info@cesevilla.es