APLICACIÓN PRÁCTICA DEL REGLAMENTO CLP

El Reglamento CLP (Reglamento (CE) nº 1272/2008) tiene como finalidad averiguar si una determinada sustancia o mezcla tiene propiedades que puedan ser clasificadas como peligrosas y en consecuencia señalizarla y etiquetarla adecuadamente para una información final de usuario apropiada. Las siglas CLP son un acrónimo en inglés de Clasificación, Envasado y Etiquetado y supone la incorporación a la legislación comunitaria  de los criterios del Sistema Globalmente Armonizado (SGA) de las Naciones Unidas. En la práctica en España afecta al Real Decreto 255/2003 que aprueba el  Reglamento sobre clasificación, envasado y etiquetado de preparados peligrosos. El pasado 1 de junio entró en vigor definitivamente, ya que antes (a partir de 1 de diciembre de 2010) se aplicaba para las sustancias, pero no para las mezclas.


Los aspectos más reseñables que son afectados por el Reglamento CLP son:

 

 

  • · Nuevas clases y categorías de peligros.

  • · Uso de palabras de advertencia.

  • · Uso de nuevos pictiogramas (desaparece la cruz de San Andrés de Nocivo).

· Frases H (sustituyen a las frases R) y frases P (sustituyen a las frases S).

 

 

1.- Clasificación de peligrosidad.
La primera diferencia es que a diferencia del Reglamento anterior esta peligrosidad se determina tanto en sustancia como en mezclas. En segundo lugar la peligrosidad se categoriza el peligro como peligros físicos, peligros para la salud y peligros para el medioambiente y dentro de cada tipo de peligro encontramos diferentes clases.

 

Fuente: NTP 878 INSHT

 

2.- Palabras de advertencia.
Podemos encontrar dos tipos de palabras de advertencia en las etiquetas, indicando el nivel de peligrosidad.

 

 

  • · Peligro. Categorías más graves.

  • · Atención. Categorías menos graves.

 

 

  • 3.- Pictiogramas.
    La composición gráfica de los pictiogramas es a partir de ahora romboidales con marco rojo, fondo blanco y símbolo negro.

 

Fuente: NTP 878 INSHT

 

 

  • · GHS01. Peligro físico. Explosivo.

  • · GHS02. Peligro físico. Inflamable.

  • · GHS03. Peligro físico. Comburente.

  • · GHS04. Peligro físico. Gas a presión.

  • · GHS05. Peligro físico (también peligro para la salud). Corrosivo.

  • · GHS06. Peligro para la salud. Tóxico.

  • · GHS07. Peligro para la salud. Nocivo / Irritante (entre otros)

  • · GHS08. Peligro para la salud. Carcinogénico / Mutagénico / Teratogénico (entre otros)

  • · GHS09. Peligro para el medioambiente.

 

 

Hay priorizaciones en la aplicación de los pictiogramas en las mezclas. Así, cuando se aplica el pictiograma GHS06 (calavera) y el pictiograma GHS07 (signo de exclamación) figurará solamente el GHS06 (calavera). Cuando se aplica el GHS05 (corrosión) y el GHS07 (signo de exclamación) aparecerá solamente el GHS05 (corrosivo). Por último, cuando aparezca GHS08 (peligro para la salud) y GHS07 (signo de exclamación) solo se presentará el GHS08 (peligro para la salud).

 

4.- Frases H y Frases P
Las frases H, de Hazard (peligro en inglés), se distinguen entre indicadoras de peligros físicos, peligros para la salud y peligros para el medioambiente como ya hemos dicho anteriormente. Estas frases contienen una H y un número seguido tras ella. También podemos encontrar frases donde delante de la H aparecen las siglas EU que serán indicaciones suplementarias (las hay específicas de productos fitosanitarios).

 

Fuente: NTP 878 INSHT

 

Las frases P, de Prudence (prudencia en inglés), se distinguen entre consejos de prudencia generales, de prevención, de respuesta y de almacenamiento y eliminación.

 

Fuente: NTP 878 INSHT

 

Se puede establecer una correspondencia entre las actuales frases H y las antiguas frases R.

 

Fuente: NTP 878 INSHT