Los empresarios de Alcalá rechazan la decisión de la Junta de no implantar un Ciclo Formativo de Panadería y Confitería en la ciudad

El Instituto Leonor de Guzmán ha solicitado el ciclo y todas las empresas del sector de la ciudad se han comprometido a acoger alumnos en prácticas

Las empresas del sector tienen problemas para encontrar personal cualificado y su falta supone un freno para el crecimiento

La Federación de Industriales y Comerciantes de Alcalá de Guadaíra (FICA), la Asociación de Panaderos de Alcalá y la Asociación de Productores de Tortas de Alcalá, han mostrado su total decepción y rechazo ante la decisión de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucia de desestimar para el próximo curso la implantación del Ciclo Formativo de Grado Medio de Panadería, Repostería y Confitería en su Modalidad de Formación Dual en Alcalá.

Este ciclo formativo fue solicitado por el IES Leonor de Guzmán y tiene el respaldo de la totalidad de los panaderos y confiteros de Alcalá, en total 23 empresas que se han comprometido oficialmente a acoger en prácticas a los alumnos de dicho ciclo ofreciendo así uno de los requisitos clave para el desarrollo de este tipo de enseñanzas que combinan la formación teórica con las prácticas.

La causa principal del malestar de los empresarios es que consideran que la decisión se basa en una premisa falsa y es que el IES Leonor de Guzmán no tendría capacidad para acoger al Ciclo Formativo en el caso que tuvieran que escolarizar a los alumnos de la ESO provenientes de centros de Primaria. Por parte del centro se ha expuesto de forma reiterada ante todas las instancias oportunas, que tienen capacidad suficiente para acoger ambas líneas formativas en el caso de que fuera necesario.

Al parecer, la justificación formal del rechazo por parte de la administración es que el proyecto presentado tiene ciertas carencias de forma.

Los empresarios se han dirigido a la Dirección General de Formación Profesional para que reconsidere la decisión de la Delegación de Sevilla y que tengan en cuenta el respaldo empresarial de la iniciativa y su compromiso para el desarrollo adecuado del Ciclo Formativo, al igual que valoren que se cumplen con todos los requisitos que el modelo de Formación Dual exige.

Como es sabido, Alcalá cuenta con una gran tradición en el sector de la panadería, no en vano es conocida por Alcalá de los Panaderos. Actualmente en la localidad se vive un resurgir de los sectores de la panadería y de la confitería, de la mano sobre todo del pan tradicional y de las Tortas de Alcalá, gracias a la labor de promoción que desarrollan con gran esfuerzo y medios propios los productores.

Para ambos sectores el principal problema, que supone un freno a su crecimiento es la falta de personal cualificado para trabajar. Esto convierte al Ciclo Formativo en un elemento vital para el futuro del sector.

Los empresarios de Alcalá estamos convencidos de que los alumnos de dicho ciclo tendrán en su gran mayoría acceso al mercado laboral de forma inmediata al terminar su formación. Por ello, la implantación del ciclo formativo suma un argumento clave, como es su capacidad para generar empleo en una ciudad que precisamente se distingue por sus altos índices de paro.

La negativa a implantar esta formación supone un duro golpe para la economía local y el freno al crecimiento de un sector en auge que está en disposición de crear riqueza y empleo y en los próximos años.

X